Historia

Creu Coberta ayer

El barrio de Hostafrancs fue durante unos años tan importante como una frontera y tuvo el orgullo de figurar entre las zonas más dinámicas de una Barcelona que mantenía una expansión constante. Desde aquellos días lejanos en que un “hostal franco” abrió las puertas gracias a la tenacidad de un vecino de la Segarra y una fábrica textil con el nombre de la España industrial se instaló en este territorio, los años y la evolución de la ciudad han trasladado Hostafrancs de la periferia a uno de los centros de la nueva Barcelona.

Como entrada a Barcelona, ​​acogió bajo la Creu Coberta miles de visitantes ilustres que llegaban a través del Baix Llobregat. Allí los recibían los consejeros de la ciudad, que consideraban este punto que ya existía desde el siglo XIV, como la verdadera puerta de acceso a la ciudad Condal.

Fue un vecino de la localidad de Hostafrancs de Sió quien dió el primer giro comercial en un barrio que llegaría a contar con una de las avenidas más comerciales de Europa, la Creu Coberta, foco de tiendas y actividad.

Creu Coberta hoy

Creu Coberta junto con Sants forman la calle comercial más larga de Europa, los 4 kilómetros que van desde la Plaza de España hasta la carretera de Collblanc con más de 650 tiendas, la Sede del Distrito, dos mercados municipales, numerosos establecimientos de restauración y otros servicios como oficinas bancarias, bibliotecas o centros cívicos.

El Eje está formado por las asociaciones de comerciantes de Creu Coberta y Sants Establecimientos Unidos. Cada una de estas entidades realiza acciones de dinamización comercial de forma individual, pero las más importantes y las de carácter general las hacemos juntos.

Vídeo documental del 50 aniversario de la Asociación